miércoles, 17 de mayo de 2017

MADRID - 7ª SAN ISIDRO

Vergüenza torera
(Siguiendo a Barquerito)

Miércoles 17 de mayo. Y pensar que había quien se colaba en los toros por las paredes de ladrillo neomudéjar. Ambiente revuelto. Dispareja corrida de Fuente Ymbro. Muchos notables. El rey Emérito en delantera de preferencia.

Enviado por Ignacio Álvarez Vara: “Los parecidos entre el edificio monumental de la plaza de toros de Madrid y la gran media luna de la Plaza de España de Sevilla no son casuales, sino que remiten a la última época del neomudéjar en la arquitectura española del último tercio del siglo XIX y los primeros años veinte del XX. Si se pasea por los corredores de gradas y andanadas, se van descubriendo muchos detalles de la influencia sevillana en el edificio de las Ventas. Ni la Plaza de España ni la plaza de Madrid son edificios racionalistas, sino todo lo contrario. El racionalismo estuvo a punto de arrumbar el regionalismo tan cargante de la arquitectura española tardía dentro de su género. Aníbal González, el arquitecto que ideó la Plaza de España, fue muy influyente en José Espelius, el arquitecto elegido por Joselito para diseñar las Ventas. Se podría hacer un estudio. No sé si habrá tiempo. 

Creo que la llamada Plaza Vieja de Madrid estaba más lograda que la Nueva, que es como se llamó en su día a la de ahora. Y creo, además, que el Palacio de San Telmo y el Parque de María Luisa tienen bastante más rigor que la Plaza de España. Hay pabellones que sobrevivieron a la Exposición Hispano Americana de Sevilla, 1929, el año en que cubrió aguas las Ventas. Son muy bellos algunos de esos pabellones, periferia de una ciudad que no ha sabido crecer fuera de las murallas, caso de Sevilla, Las Ventas no deja de ser una plaza periférica. El metro a la puerta. Yo recuerdo los tranvías: el 49, desde Rosales, y el 5, hasta Pueblo Nuevo, donde mi padre tenía un amigo marmolista. 

Las imágenes añejas del viejo puente de Ventas, sobre el arroyo del Abroñigal, son espeluznantes: cortejos fúnebres camino del Cementerio del Este y, al lado, gente que tomaba en carros y carretas la rampa de la Carretera de Aragón.

Y pensar que había quien se colaba en los toros escalando por las paredes de ladrillo neomudéjar...”    

Reseña: Miércoles 17 de mayo, 7ª de feria. Más de los tres cuartos de aforo. Seis toros cuatreños de Fuente Ymbro, 543 kilos promedio, bien pero disparmente presentados, con buen son el 3º y el 4º.  
El Fandi, vergüenza torera, polo de la mayor atención, silencio por pinchar al vicioso 1º y saludo tras petición de oreja con el buen 4º.
Miguel Ángel Perera, silencio tramitando al 2º, y silencio a sus largos esfuerzos frente al complicado 5º.

José Garrido, saludo tras aviso con el bondadoso 3º y silencio tras aviso con el difícil 6º.

No hay comentarios:

Publicar un comentario