domingo, 14 de mayo de 2017

DE LA PANTALLA V 14 17

San Pedro Regalado
(Jorge Arturo Díaz Reyes)

El patrono de los toreros, puede darse por bien servido. En las principales plazas de la jornada; Madrid, Sevilla y Valladolid su domingo de homenaje anduvo sin llenos y a punto de quedar calvo.

Imagínense, nueve lidiadores, dieciocho toros y nada de pelo. Por fortuna, en la corrida que lleva su nombre, la de su ciudad natal, el santo encontró las merecidas ofrendas. Increíble, cuatro cortadas cuatro, a un manso y desvalido encierro de Núñez de Tarifa.

Castella y Roca Rey, con lenta compostura el uno y alegre arrojo el otro, se inventaron la emoción que no traía la contraparte y tumbaron de a una respectivamente.

Mientras Alejandro Talavante recibió dos a cambio de un arrimón de gran efecto con el parado quinto. Parecía un milagro, en honor de aquel otro que diera origen a la reverencia de los profesionales, cuando en El Abrojo, Pedro a cuerpo limpio paró y se hizo obedecer del fiero toro escapado de la plaza.

No llegaron a tanto los novilleros en La Maestranza. El venezolano Colombo, el mexicano Valadez y el español “Toñete”, pese a que los utreros de Guadaira pelearon mucho más. Saludo, dos vueltas y saludo fue todo.

Tampoco peluquearon apéndices los tres jinetes en Madrid.  La sosería de los Benítez Cubero y Pallarés, le pudo a las buenas intenciones y a los no pocos esfuerzos ecuestres. Cartagena saludó en el tercero, Galán dio una vuelta tras la quinta lidia y Manuel Manzanares pasó en silencio.

En otras plazas de menor capitalidad hubo mayor cosecha, pero no más importancia. Lamentable pues el santoral obligaba. Era el único día de un santo torero. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario